Cómo responder a las obligaciones de las distribuidoras eléctricas

Creado por Numenti en 9 ene 2020

Las empresas de distribución eléctrica cumplen un papel fundamental en el mercado español. El consumo energético de nuestros hogares depende de él en su mayoría, y las distribuidoras son las encargadas de hacer llegar la red eléctrica hasta ellos. Para que el usuario pueda enchufar un electrodoméstico y funcionar, para pulsar un interruptor y que se encienda la luz, etc., es imprescindible la labor de estas compañías. No obstante, no son las únicas responsables del proceso, ya que en él intervienen 5 agentes: el productor, el transportista, la distribuidora, la comercializadora y el cliente final.

Ahora bien, ¿cuáles son sus obligaciones? ¿Cómo pueden hacerles frente? Te lo contamos a lo largo de este post.

Obligaciones de las distribuidoras eléctricas

Todos los agentes que intervienen en el proceso energético cuentan con una serie de obligaciones que fueron recogidas en la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico. Veamos cuáles pertenecen a las empresas de distribución:

  • Hacer sus operaciones en la manera en que han sido autorizadas y de acuerdo a las disposiciones aplicables. A su vez, deben prestar el servicio de distribución de forma continua y regular, así como mantener la calidad establecida por el Gobierno. Las redes deben mantenerse en las condiciones adecuadas de conservación e idoneidad técnica, como señala la propia Ley.
  • Llevar a cabo el análisis de las solicitudes de conexión, en condiciones de igualdad, a las redes de distribución que se gestionan, así como denegar o condicionar la conexión a las mismas en función de los criterios establecidos.
  • Presentar antes del 1 de mayo de cada año los planes de inversión anuales y plurianuales al Ministerio de Industria, Energía y Turismo en las Comunidades Autónomas o Ciudades de Ceuta y Melilla que corresponda. En este tipo de planes se reflejan los datos de los proyectos, sus características, calendario de ejecución, presupuesto, etc.
  • Ser responsables en la operación, construcción, mantenimiento y desarrollo de la red, así como de su interconexión con otras redes.
  • Deben aportar la información que requiere la Administración para establecer la retribución, así como cualquier otro tipo de información.
  • Ampliar las instalaciones de distribución cuando sea necesario para atender nuevas demandas de suministro eléctrico en los términos establecidos.
  • Recaudar precios y cargos conforme a lo que se determina reglamentariamente de los propios sujetos, así como facturar y cobrar los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución a comercializadoras o consumidores (según corresponda).
  • Aplicar programas de gestión de la demanda que hayan sido aprobados por la Administración.
  • Poner en práctica programas de gestión de la demanda y reservar el carácter confidencial de la información.
  • Poner en conocimiento de quien corresponda (peajes, autoridades competentes, usuarios afectados) cualquier alteración o manipulación que se produzca en los equipos de medida.
  • Cumplir con lo establecido por el operador del sistema y el gestor de la red de transporte en los planes.
  • Coordinar las redes con los gestores.
  • Exigir garantías a los sujetos que contratan el acceso a las redes distribuidoras.
  • Comunicar a las autoridades cualquier tipo de fraude o situación anómala que pueda producirse.
  • Realizar otras funciones derivadas de la normativa.

Estas líneas que acabamos de definir constituyen algunas de las principales obligaciones de las distribuidoras eléctricas impuestas. Pero, ahora, la pregunta que nos hacemos es, ¿cómo pueden hacer frente a ellas? ¿Cómo cumplir de manera clara, directa y sencilla sin caer en ningún tipo de error o incumplimiento? Te lo contamos en el siguiente apartado.

Hacer frente a las obligaciones de las distribuidoras con sistemas de gestión

¡Ahí tienes la respuesta! Existen sistemas de gestión comercial para compañías de distribución eléctrica que pueden ser integrados con la telemedida, la telegestión y la facturación eléctrica.

Como ya sabes, la telemedida hace referencia a la medición remota de los consumos energéticos que se tiene en cualquier instalación (gas o electricidad). Su objetivo es gestionar y ahorrar energía. Gracias a ella, se puede disponer de una información mejorada y de un servicio de mayor calidad a los clientes. A grandes rasgos, la telegestión es un conjunto de productos que se basan en tecnologías informáticas, electrónicas y de telecomunicaciones para controlar las instalaciones técnicas a distancia.

Este tipo de soluciones pretenden englobar toda la gestión técnica y comercial de las distribuidoras eléctricas, desde la gestión de la propia red, hasta las relaciones contractuales de las comercializadoras con los clientes finales, la facturación y el cobro, y la transparencia.

Entre sus funcionalidades, el sistema ofrece información de las facturas, documentos, incidencias, contratos activos y el seguimiento de toda esta información. Gracias a estas características, las empresas de distribución eléctrica pueden cumplir y aunar todas sus obligaciones, así como garantizar el cumplimiento de todas ellas a través de un único sistema.

Los portales web con clientes y comercializadoras se han convertido en el punto de unión entre los distintos sujetos que intervienen en el mercado eléctrico, de manera que se mejora el acceso y el trabajo colaborativo, lo que desemboca, finalmente, en mayor calidad y ahorro de la retribución que es otorgada por el estado. Este fin se consigue gracias al ahorro de costes humanos en la realización de informes, entre otras cosas.

¿Estás preparado para vivir todas estas ventajas de cerca? ¿Tienes dudas? ¿Eres una distribuidora y necesitas ahorrar costes? Cuéntanoslo sin compromiso.

SyscomDos - por una gestión comercial automatizada en las distribuidoras eléctricas

Categorías: Distribuidoras